Durante el último año EHIGE ha participado en la Comisión de Comedores puesta en marcha por el Departamento de Educación del Gobierno vasco a petición del Parlamento vasco. Aun sabiendo que la comisión era meramente consultiva, hemos participado entendiendo que podíamos dar pasos hacia un nuevo modelo de comedor más saludable, justo, cercano y educativo.

En la última reunión de dicha comisión celebrada ayer jueves, el Departamento de Educación notificó su decisión de modificar la actual gestión de comedores escolares. Hay que aclarar que se trata de una decisión unilateral y no consensuada. Aun conociendo la opinión contraria de EHIGE, hizo público un mero titular informativo que confunde a las familias y a la sociedad en general, ya que no ha presentado ni las condiciones ni el modelo de financiación que pueda garantizar la viabilidad de este nuevo modelo.

Con los datos que tenemos en este momento tenemos la impresión de que:

  • El Departamento de Educación hace dejación de sus funciones y se lava las manos al plantear un modelo en el que TODA la responsabilidad de los comedores escolares recae exclusivamente sobre las AMPAs. En EHIGE creemos en la corresponsabilidad de las familias con el resto de la comunidad educativa en la gestión del comedor. La opción de las cuatro experiencias piloto en marcha, que cuentan con personal de cocina de la administración, es un buen paso en este camino.
  • El modelo anunciado es inviable: la financiación de los comedores escolares no se puede sustentar en una convocatoria de subvenciones denominada “ayudas para facilitar la gestión”. El Departamento de Educación tiene la obligación de presentar un modelo de financiación sólido para la propuesta que presenta. De no hacerlo, castiga a las comunidades escolares que quieren participar en la gestión de sus propios comedores, que tampoco dispondrían de personal de la Administración.

Ante el revuelo generado, solicitamos a la Administración mayor rigor en la presentación de sus propuestas y que no dé la espalda una vez más a la demanda de las familias. Cualquier nuevo modelo de gestión de comedor no puede obviar la corresponsabilidad de la Administración educativa. Confiamos en que la situación se reconduzca en los próximos días, para lo que ofrecemos nuestra disponibilidad.