La Consejera de Educación del Gobierno vasco presentará hoy en sede parlamentaria la versión definitiva del “II Plan de atención al alumnado inmigrante en el marco de la escuela inclusiva e intercultural 2016-2020”.

Como denunciamos en noviembre, el borrador de este documento ha seguido un procedimiento extraño ya que, en vez de presentarse a todos los agentes educativos en un foro de educación, se presentó en uno dependiente del Departamento de Políticas Sociales y se hizo público en Irekia para recabar la opinión de la ciudadanía.

Aunque desconocemos el documento final, que analizaremos en profundidad una vez que se haga público, de los datos adelantados a la prensa sacamos las siguientes conclusiones:

-Aunque hay propuestas interesantes como la fusión de centros públicos con diferente perfil de alumnado o la escolarización en modelos de euskara del alumnado que se incorpore en Infantil y primer ciclo de Primaria, el documento es insuficiente y deja en manos de la escuela pública la solución al problema de la segregación escolar, sin hacer ninguna mención a la corresponsabilidad social de la red privada concertada.

-No menciona la segregación escolar que desde múltiples instancias se ha diagnosticado y reconocido como uno de los problemas más importantes del sistema educativo vasco. No mencionar esta realidad va en detrimento del plan y afecta a la formulación de las medidas, que no responden de manera suficiente a la necesidad de afrontar la segregación.

-Se oculta la realidad indicando que es un problema interredes, cuando los datos son contundentes sobre la escolarización del alumnado inmigrante en la red pública.

-No se mencionan las cuotas ni otros factores como la religión, que cierran las puertas de los centros privados concertados a todo el alumnado.

-No se menciona la posibilidad de reducir la financiación a los centros privados concertados que no se corresponsabilizan con la escolarización de todo el alumnado.

-No recoge la opción de crear una única oficina única de matriculación que impida la selección del alumnado.

-La modificación del criterio de renta ha sido realizada en la dirección contraria planteada por EHIGE, que solicitaba que este criterio no supusiera ningún tipo de discriminación a la hora de matricularse en la escuela pública.

-No plantea hacer un seguimiento del alumnado que, una vez iniciado el curso, es destinado a un centro privado concertado, alumnado que habitualmente acaba en un centro público.