Este año por primera vez celebramos la Fiesta de la Escuela Pública Vasca en Iparralde, hecho por el que nos sentimos especialmente satisfechos. A través de este evento que nos une hoy aquí queremos agradecer la dura labor que durante estos 30 años ha desarrollado IKAS-BI, nuestra federación de AMPAS del otro lado de esta muga artificial, hasta conseguir que hoy en día las más de 6.000 alumnas y alumnos estudien en Euskara en la Escuela Pública de Iparralde, asegurando de esta manera que ésta, nuestra lengua, viva más allá de los convencionalismos normativos del momento en que nos toca vivir.

Desde los inicios de EHIGE hemos apoyado a IKAS-BI en esta labor de acercar al Euskara a las familias que eligen la escuela pública porque siempre hemos defendido una escuela como la que IKAS-BI promueve: pública, laica, democrática y euskaldun.

Además, este año celebramos la 25 edición de la Fiesta de la Escuela Pública y es momento de hacer balance. Hace tanto tiempo que celebramos la primera Fiesta que ya casi no nos acordamos de por qué iniciamos este camino. Tal vez no sea necesario recordar esos años en los que la Escuela Pública Vasca luchaba por diferenciarse de un modelo educativo caduco y centralista, alejado de nuestros pueblos, de nuestras realidades, o tal vez sí. Tal vez sea necesario volver a recordar que apostar por la Escuela Pública Vasca es hacerlo por un modelo educativo y social que a día de hoy no tiene alternativa. Somos el eje vertebrador, fundamental y prioritario del sistema educativo vasco porque ningún otro sistema garantiza una educación de calidad y euskaldun para todos y todas. El euskara necesita a la escuela pública y no existe alternativa.

No podemos cerrar los ojos ante la evidencia de ver cómo otras redes educativas que reclaman equiparse plenamente a la Escuela Pública Vasca, no reflejan nuestra diversidad, ni se comprometen con nuestra realidad, nuestra sociedad, nuestros pueblos. Y es preocupante que la Administración siga ofreciendo financiación a estos sistemas privados de enseñanza, a fondo perdido, sin exigir una corresponsabilidad social. Si nuestras aulas no son reflejo de la sociedad en la que y para la que trabajan, no podrán aportar al desarrollo de la misma. No existe otra alternativa.

Una vez más, queremos aprovechar nuestra fiesta para exigir a los poderes públicos que realicen una apuesta clara por la EP, al Norte y al Sur, y que no se dejen embaucar, a un lado y a otro de la muga, por las promesas de los sistemas privados de educación. La Escuela es y será pública o no será. No existe alternativa.

El Euskara necesita a la Escuela Pública. El Euskara y la Escuela Pública necesitan de una apuesta firme de los poderes públicos. EMAZU ESKUA. EMAZU EUSKARA. EUSKAL ESKOLA PUBLIKOA GEURIA.