La aplicación de la LOMCE a través de Heziberri está generando un caos en nuestro sistema de evaluaciones.

Desde el año 2009 se han realizado en 4º de primaria y 2º de la ESO pruebas de diagnóstico con el objetivo de mejorar los centros y el sistema educativo, valorar la formación del alumnado y ayudar a los centros docentes a mejorar sus prácticas educativas. Estas pruebas han permitido además acumular un interesante recopilatorio histórico sobre la evolución de nuestro sistema educativo.

Con la entrada en vigor de la LOMCE, en los dos últimos cursos se han realizado nuevas pruebas en 3º de primaria y en este mes de mayo se van a realizar, además, dos nuevas pruebas piloto en 6º de primaria y 2º de la ESO.

Así, en este curso se realizarán en nuestros centros pruebas de diagnóstico en 3º, 4º y 6º de primaria y 2º y 4º de la ESO, en definitiva una acumulación de pruebas que evidencian una falta de rigor en la elaboración de un modelo de evaluación que responda a las necesidades de nuestro sistema educativo.

Por ello, solicitamos al Departamento de Educación del Gobierno vasco que no realice nuevas pruebas hasta que defina un sistema coherente, consensuado y sostenible de evaluaciones.