Desde el pasado mes de febrero la escuela pública Etxegarai de Basauri cuenta con un desfibrilador externo automático.

Aunque la ley no obliga a centros educativos con menos de 2000 personas a dotarse de este tipo de aparatos, sí aconseja que en la medida de las posibilidades se disponga de los mismos. Por eso, la AMPA de este centro, una vez estudiados los pros y contras de esta adquisición, ha procedido a su instalación.

Para ello ha sido necesario planificar y formar a todas las partes implicadas. Gracias a la empresa proveedora del aparato y a Jon Álvarez, profesor de Kirolene, el 100% del personal del centro y un porcentaje muy elevado de las familias han recibido formación sobre el uso de este aparato y de los diferentes pasos a llevar a cabo en caso de encontrarse con una persona inconsciente en el centro educativo.

Además han aprovechado, para formarse y recordar de cómo proceder en caso de atragantamiento. Esta formación no se limitó a la teoría, únicamente, si no que se llevó a la práctica, como se puede ver en las fotografías adjuntas.

Durante lo que queda de año, y gracias a la colaboración de familias del centro cuya profesión está ligada al ámbito sanitario, van a proceder a organizar formaciones y recordatorios de primeros auxilios con el objetivo de que el mayor número posible de personas de Etxegarai tengan conocimientos de primeros auxilios. El alumnado de sexto de primaria participará en las formaciones.